Tanto para revestimiento de paredes como para el pavimento en suelos, contamos con la cerámica como primera opción, ya sea en forma de azulejos o de baldosas.

Sin embargo, el uso de la cerámica no es exclusivo para ello, ni se limita a cocinas y baños, sino que podemos utilizarla para crear otras estancias y por consiguiente, ambientes muy dispares.

Varias piezas de cerámica pueden servir para crear un cuadro en una de las paredes; del mismo modo, podemos seleccionar unas cuantas piezas imitación a madera, que colocadas en posición vertical, nos pueden crear un cabecero de cama de lo más divertido; incluso tomar la iniciativa del half-painted, dejando una franja inferior de aproximadamente un metro creado con azulejos o baldosas, preferiblemente porcelánicos, por su mayor dureza, y dejar la parte superior lisa, bien sea únicamente con pintura o con papel pintado.

Por supuesto, también la cerámica es una opción maravillosa para pavimentar el suelo de una terraza, trastero, garaje o txoko, entre otros.

Es importante conocer si la zona que queremos revestir va a sufrir incidencia de agua o humedad, y en el caso de los suelos más aún, ya que si el lugar que necesitamos cubrir va a acusar desgaste por uso, está enfocado a un local comercial o incluso para una terraza exterior, ya que entonces valoraremos qué grado de antideslizamiento es el más adecuado para dicho espacio.

Cuéntanos tus pretensiones  y nos encargaremos de darte las mejores opciones para construir esa zona que necesitas y que cada vez que veas, te enamore. Podemos , además, hacerte un proyecto con nuestro programa de Diseño en 3D, para que tengas una orientación más vívida del posible resultado final.

En Loiumat, alcanzar tus sueños es nuestra mayor meta.

Solicita presupuesto sin compromiso.

loiumat@loiumat.com

Publicado: 3 de Enero de 2018