No cabe duda de que para un cuarto de baño, un plato de ducha y una mampara es lo que aúna practicidad y un momento placentero.

Existe la posibilidad de que un único baño tenga que ser compartido entre varias personas en tu vivienda, motivo que claramente resta intimidad, convirtiendo tu “momento ducha” en un auténtico suplicio, y esto, a su vez, en contrapruducente.

Para ello y aprovechando los diseños en mamparas, podemos colocar un separador en vidrio a fin de crear dos ambientes distintos e independientes dentro de un único espacio.

Según la distribución que tengas en tu cuarto de baño,  te orientaremos sobre cuántas hojas de vidrio colocar, aunque lo habitual es poner una a modo de fijo y otra abatible o corredera, para no disminuir ni amplitud ni superficie.

En cuanto al vidrio en sí mismo, podemos realizarlo estándar o a medida, aconsejándote fervientemente la opción de  techo a suelo, para que quede totalmente hermético.

Asimismo, y tal como mostramos en las imágenes, podemos optar por vidrio transparente, o si aún queremos que ambos ambientes sean más íntimos, vidrio en color azul, ahumado, o con algún decorado de los muchos que hay para escoger e incluso, personalizarlo con la imagen que más te guste, mediante el sistema Imagik de digitalización.

Explícanos qué quieres conseguir en tu cuarto de baño y te ofertaremos la opción que mejor se adapte a tu cuarto de baño, y te lo mostraremos mediante un decorador virtual con el que tendrás una idea mucho más atinada del resultado final.

Una idea muy económica que puede convertir tu baño en dos zonas absolutamente emancipadas.

En Loiumat contamos con tu satisfacción como propósito personal.

Solicita presupuesto sin compromiso.

loiumat@loiumat.com

Publicado: 25 de Enero de 2018