Lo primordial a la hora de elegir revestimiento, sea para cocina o para baño, es siempre buscar tonos que aporten amplitud al ambiente que estemos pensando en reformar o decorar.

 Son muchísimas las tendencias actuales en cuanto a colores, estilos y acabados; sin embargo, seguimos siendo tradicionales a este respecto, y un porcentaje muy alto de nuestro público sigue apostando por el color blanco, eso sí, en tono marfil o crudo.

Un revestimiento blanco no solamente es eterno y atemporal, sino que además es de muy fácil limpieza y se puede combinar con tanto contraste de color queramos, ya que combina con cualquier tono del Pantone.

Si la idea es colocar un mueble en acabado brillante, y a fin de contrarrestar los haces de luz de que dispongamos, aconsejamos  optar por un azulejo en terminación mate; si por el contrario, damos prioridad a un mueble en acabado matizado, la mejor opción sería revestir la pared en tono brillante.

Hay una variedad muy amplia de formatos y tamaños en azulejos blancos, con un gran abanico también de precios, pero como en Loiumat la calidad y el presupuesto no están reñidos, os proponemos un azulejo de 33x55 cm, de entrega inmediata, a un precio muy bajo.

Facilítanos los metros cuadrados que necesitas y dónde necesitas que te lo entreguemos, y te facilitaremos un presupuesto previo sin compromiso.

loiumat@loiumat.com

Publicado: 28 de Noviembre de 2017